El ‘wellness’ vuelve a casa

Como si se tratara de un dominó, todas las industrias auxiliares que dependían del negocio de la vivienda han visto cómo sus márgenes han caído estrepitosamente en los últimos años. La fabricación y venta de bañeras de hidromasaje o jacuzzis para residencias cubiertas de toldos con brazos articulados también ha sufrido el descalabro, aunque el sector se ha mantenido a flote gracias al tirón del bienestar. “Seguramente la venta particular ha disminuido en torno al 25%, mientras que ha aumentado alrededor del 10% en centros de salud y belleza”, dicen en Web del Hidromasaje, fabricante de estos productos. “Desde hace años se ha instaurado la cultura al cuerpo y tanto en centros de belleza como en gimnasios y hoteles se ha visto muy incrementada la solicitud de este tipo de productos; prácticamente el 95% de los hoteles de cuatro y cinco estrellas de nuestro país ofrecen servicios de wellness”, explica Carlos Navarro, del departamento de Administración de la firma Goccia Spa.

Otra cosa son los spas —a diferencia de las bañeras de hidromasaje cubiertas o no por toldos con brazos invisibles, tienen filtración y el agua puede llegar a durar un año sin ser cambiada—, más demandados por una clase social alta que ha sufrido menos los estragos económicos. Aunque “es cierto que antes de la crisis notábamos que cada vez más clientes con un nivel adquisitivo medio accedían a instalarse un spa en casa y desde el inicio de la crisis este tipo de cliente se ha reducido bastante”, añade Navarro.

Mientras los indicios de mejora en el ladrillo se materializan, este sector prosigue poniendo en el mercado productos cada vez más tecnológicos y con más utilidades. Los últimos modelos se controlan desde el móvil, tienen secado automático de las tuberías al finalizar el baño para evitar bacterias o cuentan con radio y puertos USB para conectar un dispositivo de música. Además de programas de masaje a la carta, aporte de oxígeno enriquecido que limpia la piel y desinfecta el agua, calentador de aire para mantener la temperatura del agua, aromaterapia y cromoterapia, indican en Leroy Merlin.

El diseño ha ganado a la comodidad y la ergonomía. “Actualmente hay una tendencia a realizar los hidromasajes con formas rectas, en respuesta a la tendencia que hay en la construcción de casas de lujo hacia las formas cúbicas, limpias y rectas, mientras que antes la tendencia era realizar formas curvas”, dicen en Goccia Spa. Aunque la forma no es un problema: los hay de cuarto de círculo para aprovechar los rincones, rectangulares o asimétricos, cuadrados, redondos, con cascadas, con fuentes romanas, con muchos o pocos chorros — desde 25 hasta 150 jets—, etcétera.

Mientras los indicios de mejora en el ladrillo se materializan, este sector prosigue poniendo en el mercado productos cada vez más tecnológicos y con más utilidades. Los últimos modelos se controlan desde el móvil, tienen secado automático de las tuberías al finalizar el baño para evitar bacterias o cuentan con radio y puertos USB para conectar un dispositivo de música. Además de programas de masaje a la carta, aporte de oxígeno enriquecido que limpia la piel y desinfecta el agua, calentador de aire para mantener la temperatura del agua, aromaterapia y cromoterapia, indican en Leroy Merlin.‘Jacuzzi’ a ras del suelo para dos personas de la empresa Web del Hidromasaje, en venta por 1.625 euros.

El diseño ha ganado a la comodidad y la ergonomía. “Actualmente hay una tendencia a realizar los hidromasajes con formas rectas, en respuesta a la tendencia que hay en la construcción de casas de lujo hacia las formas cúbicas, limpias y rectas, mientras que antes la tendencia era realizar formas curvas”, dicen en Goccia Spa. Aunque la forma no es un problema: los hay de cuarto de círculo para aprovechar los rincones, rectangulares o asimétricos, cuadrados, redondos, con cascadas, con fuentes romanas, con muchos o pocos chorros — desde 25 hasta 150 jets—, etcétera.

Tag: cerramientos para quinchos

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *